Difusión de autores locales

Un espacio de encuentro con los libros sanjuaninos

Con la reciente creación de la ‘Biblioteca de escritores sanjuaninos’ ahora los estudiantes, docentes, investigadores y público en general, tienen a su alcance una base de datos digital para consultar un listado de textos infanto-juveniles, poesías, historia y narrativa. Además, contiene títulos académicos y de investigación. Hasta el momento hay disponibles unos 1048 títulos.

Fogón

Foto: Adrián Carrizo

Por Romina Maina I 12.10.2023

Con un poco más de 1000 títulos ya cargados a su nueva página web, la Dirección de Bibliotecas Populares de San Juan avanza en la tarea de inventariar la enorme cantidad de libros de autoras y autores sanjuaninos que resguarda en formato físico en su sede ubicada en calle Las Heras y 25 de Mayo. Con esta iniciativa, se abre al público y de manera accesible una base de datos digital con información de un valioso archivo de obras que fueron reunidas en el contacto permanente que la institución mantuvo a lo largo del tiempo con escritores, editoriales y bibliotecarios.

La idea comenzó a tomar forma hace algunos años -aunque la pandemia demoró este proyecto- que finalmente se concretó hace algunas semanas con el lanzamiento de un sitio web que ofrece a la comunidad un listado de publicaciones que se irá actualizando hasta completar el registro de toda la colección.

Con esta propuesta, estudiantes, docentes, investigadores, periodistas, escritores y público en general, tienen a su disposición una herramienta importante para consultar títulos locales en una oferta variada en temáticas y géneros: tanto en libros de investigación como de novela, poesía, ficción, geografía, historia y de literatura infanto-juvenil. Entre dichas obras se encuentran, textos de autores clásicos (Jorge Leónidas Escudero, Domingo Faustino Sarmiento y Buenaventura Luna, por citar algunos) como también de jóvenes escritores.

El sitio web reúne toda una completa base de datos de publicaciones de autores sanjuaninos disponibles para su consulta en la Dirección de Bibliotecas Populares. El mismo tendrá su acceso a través de código QR ubicado en la puerta de la institución.

Con el impulso de la Feria del Libro

Liliana Alaniz, es quien desde 2012 está al frente de la Dirección de Bibliotecas Populares -que depende del Ministerio de Turismo y Cultura de San Juan- y tiene a su cargo también la coordinación y organización del cronograma de actividades que se desarrolla cada año en el stand que San Juan ocupa en la Feria Internacional del Libro de Buenos Aires.

Editores, escritores y otras instituciones culturales y educativas que participaron de dicho evento en sus distintas ediciones fueron donando a la institución local ejemplares de los títulos presentados y todo ese material sentó las bases para la conformación de una biblioteca que da cuenta de un panorama amplio de la producción editorial sanjuanina y que se irá enriqueciendo con el aporte de nuevo material.

Es el caso del Museo y Casa Natal de Sarmiento, la editorial de la Universidad Nacional de San Juan y la Universidad Católica de Cuyo, el Centro de Genealogía y Heráldica, el Departamento de Lingüística de la Facultad de Filosofía, Humanidades y Artes de la UNSJ y el Archivo General de la Provincia.

 

Haberle puesto como nombre el de ‘Biblioteca de Escritores Sanjuaninos’ reafirma la idea de que este espacio es de todos; que todos se sientan parte

 

La Cámara de Diputados de San Juan también aportó una importante cantidad de obras publicadas por el Fondo Editorial del organismo legislativo. En tanto que, autoras y autores independientes, editoriales autogestivas, y entidades o grupos que reúnen a escritores sanjuaninos contribuyeron a acrecentar ese acervo. Tal es el caso de la editorial Abdulah e instituciones como SADE San Juan y el grupo Escritores del Sol.

Con la conformación de esta biblioteca dedicada netamente a autores sanjuaninos, se concretó un anhelo expresado durante mucho tiempo por los diferentes actores del campo editorial local. Y por otro lado, significó un avance en la tarea de preservar la memoria a través del pensamiento y las ideas plasmadas en la letra escrita.

“Me enorgullece estar acá desde hace tanto tiempo y el hecho de haberle puesto como nombre el de ‘Biblioteca de Escritores Sanjuaninos’ reafirma la idea de que este espacio es de todos; que todos se sientan parte y que perdure para siempre porque puede venir un gobierno al que no le interese y es importante que todos sientan que esto es algo propio”, expresó Alaniz en entrevista con Plataforma GAIA.

Además del listado de títulos y autores, el sitio web ofrece información sobre las bibliotecas populares de la provincia distribuídas por departamento. 

Rescatar del olvido

Además de la tarea de conservar y poner a disposición de la comunidad la bibliografía, asesorar y ser nexo entre autores, instituciones y bibliotecas con el público, la Dirección de Bibliotecas Populares tiene también la función de recuperar y recopilar material escrito o impreso para evitar su pérdida, dado que, por distintas razones, a veces faltan copias o se conservan muy pocos ejemplares de algunos títulos.

En este sentido y para ejemplificar, la titular del área mencionó el libro “Sabores de la memoria” de Hebe de Gargiullo, del que tenían un único ejemplar en la institución que había sido entregado en préstamo, pero no fue devuelto.

“Está la intención de ver si podemos recuperarlo con la Cámara de Diputados, al menos poder hacer una tirada nueva”, contó la funcionaria que para este fin consiguió una edición disponible en la biblioteca José Chirapozú, con la idea de que éste pueda ser reeditado.

“El libro recopila todas las comidas típicas de San Juan, como el Tomaticán, el pan de membrillo, la jalea, el arrope, el locro, la semita o la mazamorra, por ejemplo. Muchas comidas que hoy quizá los más jóvenes no conocen”, contó Liliana al tiempo que remarcó que hay mucho material importante y que tampoco está en librerías como los publicados por el Ministerio de Turismo y Cultura y el Museo Franklin Rawson, por ejemplo, y que pueden consultarse en sala.

Por mencionar algunas de estas obras está la edición especial de los 200 años del Cruce de los Andes o el libro que cuenta la historia de la Fiesta Nacional del Sol desde su creación a través de las voces de sus protagonistas.

Las bibliotecas populares son foquitos culturales que tiene cada comunidad siempre y cuando las cuide

Un espacio ganado

Para Liliana es muy satisfactorio ver este avance, porque viene a complementar un trabajo sostenido para el fortalecimiento de las bibliotecas populares. En este sentido, recordó los primeros años al frente del área y cómo ésta creció dentro de la estructura gubernamental y en su relación con la comunidad.

“Esto era un depósito de libros y mucho de este material era sobre arqueología que había traído Teresa Micheli (ex directora del Museo Gambier) para entregar a las bibliotecas. Una parte del edificio la ocupaba el Rotary Club y la dirección de bibliotecas tenía en ese entonces un espacio mucho más reducido que el que tenemos ahora”, contó.

Con el traslado de la sede original ubicada en el Centro Cívico hacia la actual (frente al parque de mayo) se logró tener un lugar mejor acondicionado para el resguardo de los libros en primera instancia. Al mismo tiempo, este espacio tuvo como segundo propósito, convocar a los trabajadores de las demás bibliotecas y escritores para generar acciones conjuntas.

Hoy suman 56 las bibliotecas populares que dependen de esta Dirección y transitan -al igual que los museos y otras instituciones del ámbito cultural y educativo- por profundos cambios como consecuencia del avance tecnológico y los nuevos consumos culturales que las obligan a adaptarse continuamente.

Liliana Alaniz es la Directora de Bibliotecas Populares e impulsora del proyecto por el que se creó la ‘Biblioteca de Escritores Sanjuaninos’.

“Hay que cuidar el libro en papel porque sino, no tendríamos historia, pero como yo les digo, tienen que abrirse a todo. No es solo el préstamo de libro o la consulta en sala sino también un lugar donde se generan múltiples actividades desde charlas que pueden articularse con otras instituciones y áreas de gobierno hasta talleres artísticos y recreativos. Yo lo que les aconsejo a las bibliotecas es que traten de localizar y hacer un registro propio de los escritores que tienen en su departamento y que los inviten, para que ellos también sean parte de las actividades que realicen y reaviven la biblioteca”, opinó Liliana.

Pese a la crisis que atraviesan las instituciones tradicionales, ella reivindicó el rol social de las bibliotecas y la importancia de protegerlas, reforzarlas y acompañar el trabajo que realizan: “la biblioteca popular es del pueblo, la misma palabra lo está diciendo. Más que una biblioteca popular yo digo que es un centro de acción cultural porque ahí se reúne la cultura popular del pueblo e incluye a todos y cualquier persona puede acceder a los libros gratuitamente. Es importante que sigan vivas porque son foquitos culturales que tiene cada comunidad siempre y cuando las cuide y en ese cuidado está la responsabilidad de sus dirigentes de que la mantengan viva”.

Por eso ve con tristeza que después de 14 años, el intendente de Rawson Rubén García haya suspendido la edición 2023 de la Feria de la Cultura Popular y el Libro de Rawson, una política estatal que las contuvo en un espacio abierto para el encuentro con los libros y la lectura: “Es una pena que no se haga porque es muy necesaria y más cumpliendo 15 años. Nosotros hace pocos dias hemos festejado el dia de las bibliotecas populares y era una multitud en el parque Belgrano y han venido escritores, artistas urbanos y a veces no es tanto el factor económico lo decisivo porque pones un escenario, sonido y le estás otorgando valor a los escritores, a las bibliotecas porque todo esto se entrelaza”, manifestó.

Ante la proximidad de las elecciones presidenciales, expresó también su preocupación por un contexto al que describió como de mucha incertidumbre e hizo un balance de su gestión a menos de dos meses de asumir un nuevo gobierno provincial: “Es triste. En primer lugar, soy netamente peronista y creo que este gobierno es el que mayores herramientas le dio a las mayorías populares y tal vez la gente con mejores recursos económicos no lo entiende”, dijo.

 

 

Y al referirse a las bibliotecas populares en particular, reforzó su postura política: “Durante el gobierno de Néstor Kirchner se incluyó a las bibliotecas en el presupuesto nacional y eso te está dando la pauta del valor que tiene para nuestro gobierno la cultura y yo creo que esa llama nunca debe apagarse, estemos donde estemos. La cultura no es un gasto como dicen algunos, es una inversión en personas. Creo que el que no valora las bibliotecas populares es porque no las conoce. Ese fue uno de mis objetivos desde que estoy acá y hemos logrado bastantes cosas. Que se genere ese nexo entre ellas mismas, que se conozcan y vinculen las editoriales, los escritores y además que sean convocadas y tenidas en cuenta para muchas actividades”.

Estas ideas son las que también promovió Sarmiento, como gran impulsor de la creación de estas instituciones, y que guían también su propio pensamiento: “Cuando Sarmiento creó la ley 419 lo hizo con el propósito de que el Estado se haga cargo y él hablaba de que debían estar en manos de personas que estén conformando una asociación civil y que esa biblioteca tampoco tenga manipulación de ninguna índole, que sea libre y abierta al pueblo y que no veamos la biblioteca como un museo. Si no se arriman pues saquemos los libros afuera y hagamos algunas actividades porque los libros también divierten”, finalizó.

Después de doce años de trabajo, Alaniz entiende que todavía hay muchos desafíos. Sobre todo, en un escenario de cambios sociales profundos y acelerados, en lo que adaptarse no es ya una opción, sino una necesidad. La concreción de la Biblioteca de Escritores Sanjuaninos es un paso más en la revalorización de la cultura local y sus creadores. Su deseo es que este acervo se siga enriqueciendo con el aporte de nuevos libros de autores locales. El otro desafío será el de avanzar en la digitalización, mejorando el servicio del sitio web y ofreciendo una mejor información y experiencia de navegación. Este es sólo el comienzo.

Información a un click

El ingreso a la página web se realiza a través del dominio https://bpsanjuan.vercel.app/index.html o bien con el código QR que está ubicado en la puerta de entrada de la institución (25 de Mayo y Las Heras). Allí el usuario encontrará información de cada una de las bibliotecas ordenadas por departamento con posibilidad de acceder al catálogo bibliográfico de cada una de ellas. Además, en el menú desplegable de la parte superior de la página está el botón para ingresar a la ‘Biblioteca de Escritores Sanjuaninos’ y en la sección inferior del sitio aparece el ícono del canal de Youtube recientemente lanzado.

Para leer a los nuestros

La Dirección de Bibliotecas Populares ofrece consulta de libros y revistas en sala, de lunes a viernes de 8 a 15 hs. Cualquier persona que lo desee puede acercarse y solicitar el material que de manera gratuita está disponible para su lectura tanto en su vitrina vidriada como los que están colocados en las estanterías,  El lugar funciona también como un espacio de reunión y de otras actividades como talleres, encuentros con autores y autoras, rondas de lectura y presentación de libros.

Un acervo que crece:

La biblioteca se nutre fundamentalmente de la donación de libros. Autores, grupos de escritores, editoriales, bibliotecas, instituciones educativas y culturales que quieran llevar material deben acercarse por la sede ubicada en Las Heras 201 norte. Allí el personal de la institución les informará cuáles son los pasos a seguir para incorporar las obras al catálogo.

error: Este contenido es propiedad de Plataforma GAIA !!
Share This